¡Léxico y Tauromaquia unidos desde siglos!
jun 30, 2015

¡Léxico y Tauromaquia unidos desde siglos!

En cada una de las actividades que forman parte de nuestra vida cotidiana, existe un vocablo específico al que referirse cuando hablamos de un ámbito concreto. No necesariamente tenemos que ser expertos en un campo profesional, para emplear palabras que desde siglos se han inmerso en el habla cotidiana de los ciudadanos. Algunas de las expresiones propias del mundo taurino, han estado presentes desde años en nuestra sociedad, adoptando diferentes significados acorde a una experiencia vivida.

¿Quién no ha escuchado en alguna ocasión la famosa frase de "Átate bien los machos" para referirse a cómo ha de prepararse alguien frente a una dificultad o "Coger al toro por los cuernos" para expresar que nos enfrentamos a una adversidad con valor y decisión.

Realizando una pequeña recopilación, cabe destacar numerosas expresiones de contenido taurino como: "Estar para el arrastre", acto de llevar al toro desde el ruedo hasta el matadero, solemos emplearlo para cuando nos sentimos cansados físicamente, sin fuerzas para seguir, "No me hagas esa faena" para referirse a un acto perjudicial para la otra persona, "A mí no me torea nadie" cuando deseamos expresar con firmeza que no se nos puede faltar el respeto o la famosa frase "Ver los toros desde la barrera" para opinar o aconsejar a alguien sin inmiscuirse en el problema.

 Junto con numerosas frases más, cargadas de contenido taurino e impregnado desde siglos en nuestra sociedad, el ser humano las ha ido incorporando instintivamente a su léxico común aunque algunos desconozcan su primitivo significado. 

*imagen:jramonele.com